Somos fotógrafos de boda y sabemos perfectamente que un evento así, en la mayoría de las ocasiones, supone un gran desembolso de dinero y que, especialmente en épocas de crisis, tenemos que recortar sea de donde sea. Pero dejadnos explicar las razones por las que consideramos que el video de boda debería de ser algo indispensable, tanto o quizás más que el álbum de fotos (y eso que nosotros somos fotógrafos de boda).

Album y video se complementan

Todos queremos tener un álbum de boda en el que salgamos guapos y en el que se vea a la gente, con el que podamos recordar aquel día tan especial que vivimos. Pero cada vez nos pedís más parejas no posar, no hacer reportaje, sacar desde un punto de vista más periodístico, plasmar en imágenes fijas las vivencias de la boda, pero luego resulta que a la hora de diseñar el álbum ocurre que no se puede poner todas las fotos que nos gustaría:  15 fotos de los invitados esperando la llegada de la novia porque salen los tíos que han venido desde el pueblo, otras 20 de la gente esperando el final de la ceremonia para echar el arroz y ver a los novios, otras 20 de la gente en el cocktail donde mis amigas salen estupendas, otras 30 de la gente en las mesas del comedor , otras tantas de la fiesta porque están los de mi cuadrilla haciendo el gamberro … . La mejor manera de llevarse el recuerdo de todo eso es con el video. Una cosa no quita la otra: podéis tener un reportaje de boda con fotos preciosas , un fotón de la salida con el arroz, un montaje con cuatro fotos de el novio saludando, vuestro reportaje, vuestro baile, un momento emotivo con vuestra madre,  los invitados… pero casi siempre sabe a poco y querríamos poder ver más y más y más…

Poder ver lo que no viste 

¿que ocurre mientras estás en casa terminando de vestirte y haciéndote fotos con el fotógrafo de tu boda?, los invitados comienzan a llegar al lugar de la ceremonia, primos de un sito, tios de otro, cuadrillas de distintos lugares, familiares que se encuentran después de mucho tiempo, el novio nervioso saludando a todos y mirando el reloj porque se le hace eterno hasta que ve llegar a la novia…, ¿ y mientras estáis terminando de firmar el acta dentro de la iglesia y todos los invitados han salido a esperaros?, ¿y que pasa mientras estás en el cocktail con unos pero no puedes estar con todos?, ¿cuantas veces has oido a novias decir que se les hace tan corto el día que no han podido estar con todo el mundo, o que incluso en el baile se pasan más rato despidiendo a invitados que poco a poco se van marchando que bailando y viendo disfrutar al resto de la gente?, nosotros que somos fotógrafos de boda lo escuchamos una y otra vez…, hacednos caso: Con el video podrás tener recuerdo de todo lo que viviste y lo que no, y os aseguramos que la mayoría de las parejas se sorprenden y se llevan un recuerdo mucho mejor aún del día de su boda

Recordar para siempre

Aquí me voy a sincerar  y poner un poco triste pero es una de las razones en las que más hincapié solemos hacer:  mi padre ha tenido siempre una gran afición a la fotografía ( de casta le viene al galgo) pero también al video. Tenemos videos grabados con película ¡de hace más de 35 años! en donde no solo aparecemos mis hermanos y yo o mis primos de pequeñitos, sino que veo a mis abuelos que ya no están, les oigo, les veo reírse , me hablan en el video, me abrazan y dan besos,  miran a la cámara y saludan a la vez que hacen un gesto de que pare ya de grabarles porque les da vergüenza… y se me ponen los pelos de punta cada vez que lo veo además de soltar más de una lagrima… . Las fotos también nos emocionan pero nunca tanto como poder volver a oir y ver y hasta casi sentir a las personas que más queremos y que algún día ya no estarán con nosotros… .

Tu tio Antonio, el de la videocámara, también se merece disfrutar de la boda.

Si estáis pensando: “bueno, pues contratamos al fotógrafo para tener un álbum chulo pero luego le decimos al tio Antonio que tiene una cámara que le dejaron los reyes hace unos años que nos grabe un poquito la ceremonia y a la gente y también un poquito cuando tiran el arroz, y que se pasee un poquito por las mesas para grabar a la gente y como están comiendo…” y luego ves a tu tio Antonio con la servilleta en la cabeza sujetando la cámara al revés y con suerte si ha metido la cinta. Ah!, eso, y luego os da una cinta y decis: ¿y ahora como meto esto en el ordenador? ¿no se pueden quitar estos 23 minutos que se ha dejado la cámara encendida grabando los pies?  Dejad a los invitados disfrutar de la boda y dejad en manos de profesionales lo que va a ser el recuerdo para toda la vida.

El video de boda ya no es lo que era… ( gracias a Dios)

Creednos: hemos pasado de oir “ufff, este sábado tenemos que ir a casa de fulanito porque nos va a poner el video de su boda, que tostón!”, “el mes pasado mi prima nos puso el video de boda, hora y 20 minutos, toda la ceremonia, el coro, … un aburrimiento…”  ” … pues mi tia tiene el video de cuando se casó, nos enseñó cinco minutos de resumen y da tanta pereza que no lo han vuelto a ver…” . Pues ahora sabed que la mayoría de las novias que vienen al estudio y les enseñamos videos de otras bodas ( de gente que ni conocen) se emocionan y lloran, y que el 100% llora cuando ve su boda. Que tenemos novias que se pueden pasar tardes y tardes viendo bodas que no son las suyas porque os aseguramos que ya no tienen nada que ver .. ( al menos los que hacemos nosotros con nuestro equipo profesional de videógrafos).

Pero las ventajas de hacer un video con Fotogenia-Digital ya las dejamos para otro post…

De todas formas para ir abriendo boca y por si queréis ver un poquito os dejamos con un mix de varias bodas. Mas adelante iremos colgando trocitos para demostrar que todo lo que decimos es cierto, jeje. El 100% de las parejas que han pasado por nuestro estudio y han contratado el video lo volverían a hacer sin pensarlo dos veces y lo recomiendan a toda la gente que conocen y que duda sobre si hacer un esfuerzo económico más o dejarle al tio Antonio la encomienda del video de boda.

Si estás pensando dónde hacer tu reportaje de boda nosotros te ofrecemos un amplio abanico.

El reportaje de boda, cuando decidís hacerlo un segundo día, te permite elegir varias localizaciones y mezclar diferentes estilos.

¿que tal pasar un rato en la playa? Podemos pasear por las dunas …

Novios en su reportaje de boda en la playa

o junto a la orilla del mar…

pareja de novios paseando por la orilla del mar

sacarnos unas fotos debajo del malecón…

Reportaje de boda con novios en la playa

 

o coger un barco y navegar un rato…

Pareja de novios haciendo reportaje de boda en un barco

ah!, ¿que os gusta más el verde?, ¡no hay problema!.

Podemos pasar la tarde haciendo el reportaje de boda en un precioso bosque…

novios reportaje boda bosque

 

Sacarle partido a unas ramas de bambú…

reportaje de boda fotógrafos de Bilbao

 

o aprovechar una impresionante marea baja para teñir las rocas de verde…

reportaje de boda en Bilbao playa

 

Pero si sois mas “de la city”  y os gusta vuestra ciudad, la arquitectura, las calles, la gente… entonces vuestro estilo es mucho más urbano y podemos perdernos por Bilbao…

novios paseando guggenheim bilbao

 

Fotos en exteriores y también en interiores recorriendo las esquinas más bonitas de nuestra ciudad…

reportaje de boda alhonodiga

 

O incluso haciendo un guiño a vuestra otra pasión…

Reportaje de boda en San Mamés

 

También podemos ir a vuestra casa ( o a la de vuestros padres) para que tengáis un recuerdo especial…

novia casa

 

O aprovechar los rincones del hotel…novios hotel

Como véis hay mil opciones: playa, bosque, mar, montaña, urbano, arquitectura, casa, … nosotros nos adaptamos a vuestros gustos, seguro que tienes algún rincón especial donde te gustaría hacerte unas fotos con tu pareja, cuéntanoslo y descúbrenos vuestro sitio favorito, seguro que allí también podemos hacer que vuestro reportaje de boda sea aún más especial.

Próximamente os traeremos más ejemplos con bodas en otras localizaciones: lugares abandonados,  lagos, campos de golf, siete calles, … ¡esperemos que os guste!